Club de Campo Santa Bárbara

El Club de Campo Santa Bárbara es un espacio lúdico y deportivo, de carácter familiar, situado en el término de…

Emplazamiento
Santa Bárbara, Rocafort
Tipología
Cultural. Club Deportivo
Estado
Proyecto
Superficie Parcela
23.000 m²
Superficie de Intervención
6.500 m²
Arquitecto
Juan Pablo Mas
Arquitectos Colaboradores
José María Valdés

El Club de Campo Santa Bárbara es un espacio lúdico y deportivo, de carácter familiar, situado en el término de Rocafort. El proyecto que inicialmente nos encargó la directiva suponía intervenir en diferentes zonas del complejo: construir un nuevo edificio que albergase espacios de vestuario y gimnasio; redistribuir y mejorar las pistas de tenis y pádel; ampliar el restaurante según un diseño que permitiese aprovecharlo en verano de forma abierta y en invierno de forma más acotada; renovar el pavimento exterior de todo el conjunto y, por último, modificar y diseñar el jardín.

La ampliación del restaurante es, hasta el momento, la fase realizada del proyecto. El restaurante tiene, desde su origen, una construcción de estilo rústico, tradicional y rocoso. Para la nueva edificación nos inclinamos por la combinación de acero con madera como solución óptima para integrar una estética más contemporánea en aquella línea rústica existente. Nuestro planteamiento fue respetar al máximo la estructura construida e incluso facilitar, en la medida de lo posible, una lectura rotunda de lo que siempre ha sido el Club de Campo. Se alternan para ello vigas y columnas con huecos reservados para el acristalamiento, en base a una estructura de aspecto muy ligero. Gracias al cerramiento corredero de cristal tanto en el techo como en la zona perimetral, el nuevo espacio mantiene unas condiciones climatológicas óptimas durante todo el año. En invierno queda completamente cerrado y aislado del frío, mientras que durante los meses más calurosos se consigue un ambiente en sombra y bien ventilado.

El diseño del nuevo edificio –todavía en proyecto– se resuelve con dos plantas de marcada horizontalidad. La planta baja funcionaría a modo de basamento, construido con la mampostería característica del lugar, y la planta superior quedaría resuelta mediante un volumen limpio, prismático, con una gran abertura acristalada en su fachada norte y un espacio amplio destinado a gimnasio. La parte acristalada de esta planta, orientada hacia las pistas de tenis, se convierte en un mirador perfecto para disfrutar en familia de un buen partido de tenis.

- LEER MÁS -