Espacios en evolución, habitaciones infantiles y juveniles

17.04.2020

La filosofía de trabajo de Mas Millet Arquitectos es situar a la persona en el centro de los proyectos, o lo que es lo mismo, “crear espacios pensados en ti”. Y en esa línea, requieren especial atención los más pequeños de la casa, en constante cambio de necesidades. En MMA planteamos las habitaciones infantiles y juveniles como espacios en evolución, adaptados a las necesidades presentes y futuras.

 

Luz natural en habitaciones infantiles y juveniles

En las habitaciones infantiles, el espacio para los juguetes es fundamental pero cuando se convierten en juveniles, los juegos deben de ceder el paso a los apuntes y los libros. Por eso, las estanterías y los escritorios cobran un papel protagonista.

En estas habitaciones juveniles del proyecto de Casa en Campanar se aprovechó el espacio de luz natural directa para situar el escritorio. En los armarios y camas de dormitorio, de la marca TOBISA, predomina el cromatismo blanco, con líneas rectas y sencillas. La combinación con textiles de colores en tonos palo aportan a la estancia el ambiente acogedor para largas horas de estudio.

 

Espacios difíciles que albergan todo lo necesario

En este proyecto de Casa en Gran Vía tanto la superficie de la vivienda, como la complejidad de su planta se convirtieron en el mayor de los retos. En uno de los espacios de mayor dificultad se ubicó la habitación infantil. En pocos metros cuadrados se logró dar cabida a lo necesario para el cuidado, en ese caso, del recién nacido, cambiador, capazo y la cuna. El papel en la pared, a juego con la alfombra le dan el toque de color a una habitación clara y luminosa.

Personalidad en los textiles

¿Por qué no arriesgar con los textiles? Se trata de un elemento efímero que, llegado el momento, es fácilmente reemplazable y tiene la capacidad de darle otro estilo diferente al interiorismo del espacio. En esta habitación juvenil de Casa en Plaza América destaca sin duda la alfombra de artesanía elaborada a mano de GANDÍA BLASCO que le aporta un estilo desenfadado y de marcada personalidad.

En este tipo de habitaciones infantiles y juveniles, donde los que lo habitan sufren una rápida evolución, el optar por colores neutros y blancos en el mobiliario y dejar el cromatismo para los elementos “efímeros”, como alfombras, sillas, cortinas, permiten un cambio de interiorismo fácil y sencillo. Todos sabemos que cada época del crecimiento de un niño tiene sus matices y también lo ha de tener su espacio.

En Mas Millet Arquitetos planteamos las habitaciones infantiles y juveniles como espacios en evolución, adaptados a las necesidades presentes y futuras.