Juan Pablo Mas, arquitecto en Valencia: “La arquitectura debe estar al servicio de las personas”

05.03.2019

La arquitectura al servicio del bienestar y el ser humano, en el centro de todo. Esa es la esencia de Mas Millet que fundó y dirige hace más de 20 años el arquitecto en Valencia, Juan Pablo Mas, junto con su hermana Carmen María, interiorista. Desde las mesas de trabajo de Mas Millet, arquitectos e interioristas trazan proyectos de cualquier dimensión: residenciales, edificios, reformas integrales de hogares, locales comerciales y todo tipo de despachos, pero siempre con un nexo común: satisfacer las necesidades de quien encarga el proyecto, sin que por ello se sacrifique el diseño y la calidad. Para Juan Pablo, “la arquitectura debe estar al servicio de las personas. Si el cliente no está satisfecho con una propuesta, siempre hay una solución mejor. El secreto es escuchar, trabajar y resolver”.

¿Cómo definirías a tu estudio de arquitectura en Valencia?  

En Mas Millet Arquitectos somos un estudio de arquitectos e interioristas que se diferencia por su método de trabajo en el que damos mucha importancia al cliente. Por eso, nuestro método pasa por tener una entrevista previa en el estudio, conocerle bien e incluso tratar de empatizar, situarnos en su posición para luego pensar en la casa más adecuada.

Con el tiempo hemos ido aprendiendo a trabajar con mayor honradez profesional. No buscamos imponer nuestra arquitectura ni proyectar espacios de revista, nos dedicamos a resolver una necesidad del cliente de un modo atractivo, ameno, que mejore su calidad de vida y con una arquitectura que le ayude a vivir mejor, que contribuya a su bienestar. Procuramos crear ambientes que permitan vivir de una manera más grata y amable.

La persona en el centro de todo suena bien, pero… ¿se pueden cumplir todos los deseos?

Nuestro estudio de arquitecto en Valencia da una grandísima importancia al conocimiento del cliente para que, a partir de esa base, se desarrolle toda la reforma o el proyecto de arquitectura e interiorismo en cuestión. Luego, por supuesto, intentamos que la solución sea la más atractiva arquitectónicamente.

Después de la entrevista con el cliente, tratamos de llegar a la solución más convincente para todos. Nunca hay una única solución para un proyecto y siempre puede haber una mejor. Si el cliente nos pone alguna pega a veces, no nos preocupa, nos ocupa en conseguir una solución más satisfactoria para que estética, funcionalidad y expectativa se den la mano.

¿Cómo planteáis los proyectos de arquitectura?

El proyecto lo planteamos siempre con un método de trabajo que tenemos muy asimilado. En primer lugar, saber escuchar al cliente, a quien nos encarga el proyecto, luego pasamos a un trabajo personal del estudio, compartido entre varios arquitectos e interioristas para llegar a una solución de anteproyecto. A partir de ahí tenemos una reunión con el cliente, les enseñamos esa primera idea y si le gusta la desarrollamos.

El método es siempre el mismo: escuchamos, trabajamos y resolvemos de la mejor manera posible, mejorándolo hasta encontrar la mejor solución posible para el cliente.

Escuchar es un reto en cada proyecto, porque supone empatizar, ponerte en el lugar de la persona que confía en Mas Millet su proyecto de arquitectura. Es algo que hemos aprendido con los años y, en ocasiones, implica sacrificar la arquitectura que nos gustaría hacer. Pero no podemos olvidarnos de que estamos al servicio del cliente.

¿Qué se necesita saber sobre las expectativas de un cliente?

¿Cómo les gusta vivir en su casa? ¿Qué estilo de vida tienen? Al inicio llevamos a cabo entrevistas muy personales, porque descendemos a muchos detalles. Preguntamos por ellos, por los hijos y, en definitiva, por las personas que van a vivir en la casa.

Además, también nos interesan sus aficiones, cómo conviven en la casa, si hacen mucha vida de familia en la cocina, en el office; si les gusta que en la habitación tengan un lugar de trabajo. Hablamos también del estilo de vivienda. Por su parte, además, nos trasladan todas las necesidades que tienen. Esas son nuestras premisas de trabajo.

Este método puede servir de coaching espacial… habrá quien descubrirá cómo vive a través de este brief.

Esa es una de las cuestiones que más satisfacción nos reporta al estudio. Efectivamente hay quien descubre durante el proyecto que tienen unas necesidades que no estaban satisfechas hasta el momento.

Muchos clientes nos trasladan, al tiempo de usar sus nuevos espacios, que ahora están mucho mejor que antes, que se relacionan más, que descansan mejor y que están más a gusto en casa y deseando llegar. Eso es lo que más alegra escuchar. Esos elogios son los que más nos satisfacen.

Todos en Mas Millet tienen muy aprendido cómo debe ser un hogar, ¿Piensas que esto es una consideración que todo el mundo tiene en la sociedad?

Hoy por desgracia, la convivencia es muy limitada en algunos hogares y nosotros desde ese servicio que es la arquitectura pretendemos contribuir a generar una mejor relación. Generar espacios que fomenten la comunicación, que se encuentren recogidos por la arquitectura y la decoración de su casa.

Un ambiente acogedor y grato ayuda a un estilo de vida y a sentirse más unido en la familia.

En cuanto a los espacios de trabajo, ha cambiado mucho su concepción hoy en día, ya no sólo es un lugar sólo en el que ir a trabajar ¿cómo os enfrentáis a esta situación?

Hoy en día los lugares de trabajo son mucho más flexibles, eso es cierto. Los despachos constituidos sólo por oficinas individuales cerradas, sin relación con el resto de los compañeros, con independencia total del despacho se ha demostrado que no es el método más eficaz para rendir profesionalmente.

Actualmente existen planteamientos mucho más eficaces a través de espacios abiertos en los que se favorece la relación y en los que hay también otras zonas para el descanso o para atender llamadas telefónicas sin molestar a los demás compañeros.

Lo importante, como en todos los proyectos, es escuchar al equipo para saber cómo puedes ayudarles a generar un espacio más productivo, cómodo y atractivo al mismo tiempo.

Quienes confían en vuestro Mas Millet sus proyectos, ¿tienen algo en común?

La gente que contacta con nuestro estudio de arquitecto en Valencia, y luego realmente acaba confiando su proyecto en Mas Millet es gente que valora el diseño, a la que no le da igual que una estancia o una vivienda disponga de cualquier calidad, disposición o estética. Esa es la única característica que define a los clientes de Mas Millet: que les guste vivir en un ambiente más cuidado en cuanto al diseño y acabados.

No estoy hablando necesariamente de presupuestos caros. Para nosotros uno de los retos más atractivos es hacer viviendas con un nivel económico medio o incluso por debajo, pero al mismo tiempo con diseño. El diseño no está reñido con la economía de medios. En eso hemos aprendido mucho trabajando en Nigeria, donde hemos hecho arquitectura con entidad: edificios docentes, residenciales… Y ahí hemos tenido que recurrir a recursos autóctonos y soluciones muy económicas.

¿Cuál es la relación entre la arquitectura y el interiorismo en el estudio?

La relación entre ellas las vivimos desde el primer momento. Tenemos un reto siempre y es no hacer espacios vacíos. Cuando diseñamos un espacio a nivel arquitectónico, siempre estamos pensando en cómo lo vamos a completar, cómo va a quedar ese espacio terminado y, para eso lógicamente tenemos muy en cuenta el mobiliario, la decoración, los complementos, las cortinas, el suelo, el juego de la luz… y muchas veces hasta algún cuadro o esculturas concretas.

Pienso que esa unidad que nosotros consideramos entre la arquitectura y el interiorismo es como una manifestación de honradez profesional. No podemos ofrecer un espacio a un cliente, bien sea una vivienda o un despacho, donde luego no encajen los muebles.

Nos hemos encontrado en el estudio con clientes que vienen con la obra terminada y, estudiándola con el área de interiorismo, darnos cuenta de que en ese proyecto no se ha pensado inicialmente en sus acabados y su interiorismo, porque hay espacios que resultan muy complejos de amueblar. Y eso es porque no se ha concebido desde el principio como completos. Esto es una cosa que nosotros procuramos siempre tener presente y de ahí que en nuestro estudio de arquitectos en Valencia la arquitectura y el interiorismo vayan de la mano.

¿Cómo consideras que ha cambiado la arquitectura en los últimos años?

Ahora mismo la arquitectura está en una situación de crisis porque no se está pensando en el usuario, ni en el visitante, sino que es una arquitectura espectáculo, que frecuentemente no te resuelve lo esencial. Inclusive la arquitectura que se enseña en la universidad no piensa en la persona.

Es cierto que lo que pasa en la arquitectura, también está pasando en el resto de manifestaciones artísticas como en la pintura, la música, etc. Hay arte abstracto de muchísima calidad, pero luego se hacen otras cosas en las que el resultado es sorprendente e incluso incomprensible.

¿Estamos ante una crisis de identidad o de empatía?

Yo creo que es de empatía. Una crisis como consecuencia de que el artista hoy en día piensa más en sí mismo que en convertir esa obra de arte en un servicio a los demás. Hay una falta de empatía con el público y no porque el público no aprecie la música que tú estás componiendo o la obra que estás pintando o esculpiendo, sino porque no se ha pensado en él y por tanto es una obra inconclusa a nivel funcional.

La casa de quien acude a Mas Millet, ¿tiene el sello del estudio o de la persona que allí habitará?

En gran parte es de la persona que nos encarga el proyecto, pero… por otro lado, cuando ofrecemos una solución arquitectónica intentamos sorprender al cliente con una propuesta que no podría imaginar. Así que está ese componente de sorpresa.

Para Juan Pablo Mas, arquitecto en Valencia, «Sí que es verdad que las personas que habitarán el espacio están en el centro de nuestro pensamiento siempre, de ahí nuestro lema “espacios pensados en ti”. Son pensados para ti, pero tratamos de mejorar tus expectativas.»

"Las personas que habitarán el espacio están en el centro de nuestro pensamiento siempre, de ahí nuestro lema “espacios pensados en ti”